4 pensamientos en “Estatutos

  1. abelardo fernandez fernandez

    La página nº 7 de este programa no se ve. Comprobar

    No tengo tiempo de comentar todos el programa. Otro día ampliamos. Señalo lo que considero básico. Ya os comenté en otras ocasiones que algunas palabras por su mal uso en el pasado han perdido su significado. Eso ocurre con la palabra “socialismo” que antes significaba marxista y ahora no se sabe, pues hasta los del PSOE se llaman socialistas. Esas palabras ambiguas no ayudan.

    Faltan en vuestros estatutos unos objetivos precisos en las cuestiones más importantes, objetivos que seguramente tenéis desarrollados en otros documentos. Me refiero a objetivos tan importantes como la soberanía de la nación española, independientemente de los tratados y normas internacionales, que deben ser temporales y nunca pueden estar por encima de la soberanía nacional. Dentro de esta soberanía es fundamental la moneda propia como arma defensiva de los nacionales frete a grupos muy ricos y ambiciosos, que nos imponen el capitalismo malo o salvaje. No se trata de salir del capitalismo, se trata de establecer un capitalismo bueno.

    Estoy de acuerdo en e que la izquierda verdadera debe de unirse, aunque no es fácil. Esperemos que después de estas municipales y autonómicas, se clarifiquen las posibilidades de cada partido y se pueda llehar a un acuerdo electoral.

    Responder
  2. Pingback: Portuario en Excedencia » La coalición que no llegó a tiempo. Acuerdo político en Andalucía

  3. Miquel Marc Barceló

    Buenos días, apreciadas compañeras socialistas, quisiera hacer una apreciación, por si os resulta útil. Como persona zurda, estoy muy cómodo al identificarme con la “etiqueta” izquierda, puesto que es mi “lado bueno”, por así decir,( aunque en albañileria y agricultura se usan bastante ambas, y a eso me dedico, cuando hay trabajo).
    La cuestión es que a mi la palabra socialista no me chirría para nada, pero si lo hace izquierda, y por qué?, si acabo de decir que soy zurdo y me siento cómodo…pues bueno, porqué como en política se trata de solucionar asuntos que a más de una misma atañen, les ruego atiendan los argumentos que les expondré a continuación. En primer lugar, hay que ser conscientes del peso que tiene en el inconsciente una primera identificación, positiva o negativa . A lo que me refiero, es a que, siendo la mayor parte de la población diestra, tener fe en que algún día se puedan identificar con la izquierda, es de lo más ingenuo; por absurda que parezca la premisa, a la gente no le es fácil vivir en “contrasentido” y, como por otra parte, ya el sistema se ha cuidado de que debamos vivir así en muchos otros aspectos, (la honradez y la legalidad ya saben ustedes que no van de la mano) pues en los que podemos elegir, al no haber tanta presión socio/ jurídico/política sobre ellos, lo hacemos de la manera más cómoda, más afín a nosotras por naturaleza. Para hacer algo más comprensible mi exposición, decir que soy consciente de que suena de lo más delirante, pero, acaso la misma acción de la “izquierda” oficial de los últimos años se ha correspondido con la representación transparente y bienintencionada que debiera tratar de ser? La verdad, salvo la excepción de Sanchez Gordillo, es un hecho que no han sido quienes decían ser, y por eso quizá, el propio Sanchez Gordillo ha ido en lista con Podemos a las primarias…pero ese es un percal en el que no me meteré….lo que quiero dejar tan claro como me sea posible, es que no es hora de “construir la izquierda” sino de culturizar, analizar de dónde viene el uso del término, (era la palabra que les “sobraba” a los que se “sientan a la derecha del padre” y aceptar ese término, “sobrante” nos ha dejado en la periferia política para siempre, mientras no seamos capaces de ver el engaño en el que hemos caído. La pluma es más fuerte que la espada; y eso es cierto también para el nivel sutil del lenguaje. Aunque podamos pensar a primera impresión, que tonterias dice este tipo, tras un análisis minucioso que ponga de relieve otros factores, (por ejemplo, que a estudiar leyes se le llama estudiar “derecho” ) eso es una pequeña muestra del trabajo que la “derecha” lleva milenios teniendo hecho, y de la ventaja desleal, que inconscientemente, ha tenido sobre nosotros desde que se empezó a usar ese eje (derecha-izquierda) para encasillar la voluntad política.
    En un mundo con las premisas tan giradas como tenemos ahora, es momento de dar un de nuevo un giro a los conceptos, para que, o bien vuelvan a significar algo plenamente, o bien sean desechados como la “trampa de programación neurolingüística” que representan. Una etiqueta para unirlas a todas y atarlas en las tinieblas. Gracias por su tiempo. Salud

    Responder

Deja un comentario

Or

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>