Declaración de Principios de CLI-AS

Declaración de Principios de Construyendo la Izquierda – Alternativa Socialista

NOTA: Los puntos de la presente Declaración tienen carácter provisional, en tanto la primera Asamblea de CONSTRUYENDO LA IZQUIERDA no los debata de manera democrática y participativa y los modifique y altere, o mantenga si ésta es la voluntad de sus miembros.

Desde CONSTRUYENDO LA IZQUIERDA-INICIATIVA SOCIALISTA, teniendo en cuenta que en la sociedad actual se ha desvirtuado y puesto en suspenso la democracia parlamentaria, a causa del dominio del capitalismo financiero de la Banca, las grandes Empresas y los especuladores, y que ello atenta contra los derechos humanos más básicos y contra la dignidad de las personas,

CONSIDERAMOS:

Primero: Que toda sociedad de clases es injusta, y más en el contexto actual de polarización de la riqueza, cada vez en menos manos, y de una pobreza cada vez más generalizada, lo cual está produciendo una expansión generalizada de formas de exclusión social, de marginación y de descualificación sociales. Todo ello supone la ruptura unilateral del consenso post-Dictadura y del contrato social en nuestro país.

Segundo: Que el dominio económico, las nuevas formas precarias de trabajo asalariado, la deuda pública y privada, la reducción de los salarios, el paro estructural, están siendo usadas como herramientas de dominación por la clase capitalista sobre el resto de la población, dominación que está llegando a una situación límite en la actual crisis del sistema capitalista y de la democracia.

Tercero: Que todo esto produce, en connivencia con la Burocracia de Bruselas y los mal llamados “Mercados financieros”, el suspenso de los mecanismos formales de la democracia parlamentaria y el saqueo de los países en beneficio de la oligarquías.

Cuarto: Que el modelo económico del derroche, el despilfarro y la desigualdad ha puesto al Planeta al límite de sus posibilidades y amenaza con llevarlo a la ruina, y a la vez produce la alienación de los seres humanos al convertirlos en mercancías y en esclavos del consumo y del dinero.

Quinto: Que las desigualdades producidas por el sistema económico, y por la sociedad patriarcal, que en ningún caso son naturales, son una lacra de nuestro sistema que trae la infelicidad, la alienación, etc., y que produce la disolución de la cohesión social.

Por todo lo expuesto PROPONEMOS que:

Primero: es necesario avanzar a la superación de la sociedad de clases por otra sociedad sin clases.

Segundo: es necesario avanzar a una sociedad post-capitalista, donde desaparezca la explotación del ser humano por el ser humano.

Entendemos que es necesaria la desaparición de la sociedad patriarcal, y de cualquier rasgo de xenofobia, homofobia, racismo, etc., para poder vivir en una sociedad igualitaria en derechos y rica en matices y diferencias.

Tercero: la Economía debe estar al servicio de las personas, y no las personas al servicio de la economía, aceptando las limitaciones impuestas por la ecología y buscando una relación más respetuosa con el medio ambiente, y una transición a la sociedad del “Buen vivir”.

Cuarto: es necesaria la construcción de una Europa de los Pueblos, y no de los Mercados.

Quinto: que es necesario avanzar hacia una democratización de todos los aspectos del Estado y de la economía, permitiendo que el fruto del trabajo sea de los trabajadores auto-organizados, y que los ciudadanos puedan participar, y participen empoderándose, en la res pública, en los asuntos públicos de nuestra democracia por seguir construyendo.

Consideramos que este proceso se deberá lograr por medios pacíficos y democráticos, que son los únicos que consideramos legítimos.

Por todo ello, CONSTRUYENDO LA IZQUIERDA se constituye como espacio socio-político de carácter democrático y de izquierdas, donde tengan cabida todas las mujeres y hombres que se consideren asimismo de izquierdas y defensores de la naturaleza, comprometidos con cambiar la sociedad actual hacia una sociedad más igualitaria, libre, fraterna y justa. Los componentes de CONSTRUYENDO LA IZQUIERDA nos sentimos dentro de la tradición socialista, federalista, ecologista, feminista, laicista y republicana, siendo éstos los PRINCIPIOS generales de nuestra formación política. Nos sentimos deudores del pensamiento socialista español y universal, así como de las escuelas de pensamiento alternativo encaminadas a una profunda transformación social.

En Construyendo la Izquierda – Alternativa Socialista nos sentimos deudores del pensamiento y tradición socialista española (y de otras partes del mundo), de Pablo Iglesias, Juan Negrín, Prieto, Largo Caballero, Prieto, Victoria Kent, y otros tantos luchadores por la democracia, la libertad y el socialismo, de las Casas del Pueblo, etc., y revindicamos dicha tradición por convencimiento y por el peso de la tradición socialista en España, por lo tanto asumimos el programa de máximos de 1889, que deberá ser adaptado en un futuro Congreso al siglo XXI. También consideramos y revindicamos el socialismo de forma amplia, en libertad y democrático, considerando como fin último la democratización de todos los aspectos del Estado, la sociedad y la economía en los parámetros antes mencionados.

Por supuesto, también nos sentimos deudores con otros pensadores y políticos españoles que comparten algunas aspiraciones comunes o que provienen del mismo tronco de la familia socialista, tales como; Dolores Ibarruri, José Díaz, Santiago Carrillo, Manuel Azaña, Federica Montseny, etc. Y aquellos pensadores, en su mayoría marxistas, que lucharon por la construcción de un mundo mejor y por la construcción del socialismo, como; Karl Marx, Engel, Berstein, Jean Jaurès, Antonio Gramsci, Noam Chomsky, Allende, Eric Hobsbawn, E.P. Thompson, etc. Nos sentimoS muy cercanos a los compañeros griegos de SYRIZA, como con DIE LINKE, el FRONT DE GAUCHE, y nos sentimos muy cercanos a las figuras de Oskar Lafontaine, Jean-Luc Mélenchon, Alex Tsipras, como con Evo Morales, Álvaro García Linera, Rafael Correa, Pepe Mújica, etc.

CONSTRUYENDO LA IZQUIERDA nace en mayo de 2012 con la voluntad de promover un frente amplio antineoliberal y de izquierdas, buscando la reorganización política de las izquierdas y la construcción de un instrumento participativo e inclusivo, que sirva de herramienta para que las clases populares, los jóvenes y las personas paradas se organicen políticamente y actúen.

Actuamos convencidos y dispuestos a colaborar en la constitución de un nuevo actor político necesario para poder dar la vuelta a la trágica situación de nuestro país. Los nuevos movimientos cívicos y sociales de protesta exigen una respuesta diferente y sobre todo una nueva manera de participar alejada de las viejas prácticas de aparato y repartos de poder al margen de los ciudadanos.

En CONSTRUYENDO LA IZQUIERDA entendemos que, tras el hundimiento de las expectativas electorales y la quiebra de la confianza de la ciudadanía en los partidos políticos, es imprescindible la construcción de un referente colectivo y político que recoja la confianza perdida y permita el cambio mediante un proceso diferente, radicalmente democrático.

Creemos que es el momento de pensar en las personas que sufren, en los millones de parados y paradas, en los jóvenes sin futuro y, en definitiva, en el peligro en que se está poniendo la existencia digna debido a una nueva guerra de clases de los ricos contra los pobres, los ancianos, los indefensos y contra todos nosotros, una guerra diseñada desde los centros de poder mediante las fórmulas neoliberales puestas en práctica con las políticas de recortes y la mal llamada “austeridad”, y que esconden la voluntad de enriquecer más al rico y hacer más pobre al resto de la población, abriendo nuevos negocios con los despojos del Estado de Bienestar.

CONSTRUYENDO LA IZQUIERDA propone que las fuerzas sociales, políticas y sindicales afines nos reunamos y comencemos a trabajar en la creación de ese Frente político antineoliberal y de progreso que luche por la transformación de la sociedad hacia una más justa, libre, democrática, solidaria y soberana. Es vital la re-apropiación de la política por parte de la ciudadanía para poder resistir con éxito esta oleada antidemocrática neoliberal que está poniendo en peligro no sólo el Estado del Bienestar sino la misma esencia del Estado democrático, social y de derecho.

En la acción cotidiana, CONSTRUYENDO LA IZQUIERDA trabajará de forma participativa, asamblearia y popular, confeccionando un programa mínimo consensuado y claro con objeto de alcanzar el poder cívico y gobernar, con dos premisas básicas: mandatos revocatorios y democracia participativa.

Reclamamos otra forma de entender las relaciones internacionales, basadas en el respeto mutuo, la paz y el diálogo para la resolución de los conflictos, asumiendo un mundo multipolar que ya es una realidad.

En CONSTRUYENDO LA IZQUIERDA estamos convencidos de que es urgente impulsar un profundo cambio social y democrático mediante la autoorganización política, con un programa de regeneración democrática y transformación social y una reapropiación de la política por parte de la ciudadanía.

Con esta Declaración de Principios, CONSTRUYENDO LA IZQUIERDA pretende la búsqueda de una nueva forma de hacer política que sea útil para la necesaria modificación del actual modelo económico y social, y que nos permita ampliar, canalizar y contribuir a la coordinación de la participación social y política.

El objetivo de avanzar hacia una democracia participativa como forma de organización política de nuestra sociedad debe ir unido a la práctica de formas democráticas internas en nuestro grupo. La mejor credibilidad consiste en practicar lo que se predica, y los procesos son esenciales para obtener los resultados pretendidos. Esto nos lleva a ser una organización lo suficientemente flexible como para ir adaptando los mecanismos participativos a cada situación.

Creemos que la coherencia plena es posible, por lo cual esta Declaración está orientada a la búsqueda de dicha coherencia, tanto entre los objetivos que nos guían como en los medios, métodos y forma de organización.

Otro elemento que básico es conseguir abrir caminos y procesos que permitan una confluencia de voluntades de cambio hacia una sociedad más justa, participativa y respetuosa con la naturaleza. Esta confluencia exigirá organizarse de manera que se respete la diversidad, tanto dentro de CONSTRUYENDO LA IZQUIERDA como en las relaciones con otras experiencias que agrupan a personas que trabajan en el mismo sentido.

CONSTRUYENDO LA IZQUIERDA no es un partido político tradicional, pretendemos romper con dinámicas, limitaciones y vicios ligados a las estructuras clásicas.

Las señas de identidad de esta formación politica son la actualización en el siglo XXI del pensamiento transformador del socialismo, junto a valores como el ecologismo, el pacifismo, la igualdad de género y la solidaridad, para construir un sistema social alternativo y participativo.

Debido a ello, CONSTRUYENDO LA IZQUIERDA utilizará como herramienta importante la integración de las nuevas tecnologías con la democracia participativa, para fomentar una mayor y mejor implicación de la ciudadanía con sus representantes. La comunicación en redes virtuales es un instrumento básico de interacción con los ciudadanos y entre éstos y sus representantes, así como, internamente, del conjunto de la organización en todos sus niveles.