Educación, Cultura y Ciencia

El pacto por la ciencia

 Consideramos imprescindible establecer una carrera investigadora donde se deje claro las etapas, criterios, plazos que debe seguir un investigador desde el momento que accede al sistema de investigación para la realización del doctorado, hasta que consigue una consolidación.

“Apostamos por la Ciencia como principal fuente del progreso humano”

Recuperar y consolidar investigadores. En la actualidad solo considerando los programas de los ministerios (FPI, FPU, Juan de la Cierva, Torres Quevedo, y Ramón y Cajal) el número de plazas ofertadas supera las 2000. Si incluimos, tal como indica la propuesta del PSOE, a comunidades autónomas, las universidades, los organismos públicos de investigación y otros centros de investigación públicos y privados, ya en la actualidad el número superaría con creces a la propuesta realizada

Teniendo en cuenta además la envejecida plantilla de las OPIs y algunas universidades (el CSIC cuenta con una media de edad de 53 años), que supondrá numerosas jubilaciones durante la presente legislatura, la propuesta no solo no es superadora del panorama actual sino que servirá para reducir el número total de investigadores en el sistema público.Recuperar y consolidar investigadores. En la actualidad solo considerando los programas de los ministerios (FPI, FPU, Juan de la Cierva, Torres Quevedo, y Ramón y Cajal) el número de plazas ofertadas supera las 2000. Si incluimos, tal como indica la propuesta del PSOE, a comunidades autónomas, las universidades, los organismos públicos de investigación y otros centros de investigación públicos y privados, ya en la actualidad el número superaría con creces a la propuesta realizada.

Es por ello que, teniendo en cuenta tanto la reducción de plantilla que ha supuesto la salida en los últimos años de investigadores de nuestros organismos, y las salidas por jubilación que se va a producir, se proponga un número de incorporaciones que permita recuperar al menos el número de investigadores en 2008, y que se establezca unos mecanismos que garanticen que las incorporaciones de nuevos investigadores en formación van a contar desde ya con una trayectoria definida que les va permitir en los próximos años su consolidación en base a criterios de calidad y excelencia.

Acceso a plazas de profesor universitario o a Investigador de OPIs a través de un tenure track, con cuatro años de prueba y una evaluación posterior para consolidación da la plaza.

Es fundamental potenciar la plaza del tecnólogo y crear también una carrera definida para dicha figura. En la actualidad la mayor parte de grupos de investigación carecen de esta figura dentro de su personal permanente lo que dificulta, más allá de la de investigador pueda realizar, una continuidad en la sistemática del trabajo en los laboratorios y un mantenimiento del “know how” ante la falta de estabilidad de los grupos de trabajo. Es imprescindible fomentar esta salida para jóvenes investigadores doctores que no consideran que su trayectoria investigadora sea la de liderar grupos y proyectos, pero que si son muy valiosos para nuestro sistema de investigación. Para ello, se debe aumentar el número de plazas con dicho perfil, y evitar cualquier dificultad para el acceso a proyectos o promociones para dicho personal, que les impida progresar en su carrera y aportar toda su valía al sistema investigador.

Se deben modificar los criterios de concesión de proyectos, facilitando que el personal no permanente, los jóvenes investigadores, y otros perfiles de investigadores no consolidados puedan acceder en igualdad de oportunidad a los procesos de concesión de ayudas. Para ello se debe primar la calidad y excelencia de las propuestas frente a otros criterios.  Proponemos la creación de diferentes categorías de concursos donde estos perfiles de investigadores tengan posibilidad de competir en igualdad en base a la calidad de su proyecto y no de la trayectoria o tamaño de su grupo de investigación.

Es fundamental la contratación de personal de apoyo a la gestión de proyectos y la transferencia de innovación para facilitar la labor de los investigadores. Del mismo modo, se debe reducir la carga administrativa en la gestión de proyectos.

Puesta en marcha de un Plan Integral de I+D+I que evite la fuga de investigadores de nuestro país y que sitúe la inversión en I+D+I en un eje fundamental y transversal de la acción política de todas las administraciones.

Puesta en marcha de un Plan Integral de Desarrollo Rural que dote a nuestros pueblos de medios capaces de frenar la despoblación que sufren y que puedan convertirse en lugares de creación de empleo ofreciendo posibilidades de trabajo en sectores asociados a la agricultura y la ganadería con gran necesidad de mano de obra. Para ello apostamos por el desarrollo de industrias tecnológicas que vayan encaminadas a facilitar la economía y la actividad agropecuaria sostenible. Asimismo es necesaria la puesta en marcha de un Banco Público de la tierra.

Educación

“Educación pública, laica, gratuita, inclusiva, y de calidad. No a la LOMCE”

28 Derogación de la LOMCE e inicio de un proceso para construir democráticamente una nueva ley educativa, teniendo en cuenta a todos los agentes de la comunidad educativa. Por primera vez, se tratará de elaborar una ley de educación teniendo más en cuenta las opiniones de los profesores que trabajan en las aulas que de supuestos “expertos” que representan a los diferentes poderes fácticos. La nueva ley de educación tendrá, al menos, los siguientes puntos básicos:

  • Se devolverá a los centros y al consejo escolar todos los poderes retirados por la LOMCE.
  • Gratuidad de la primera matrícula en las universidades.
  • Supresión progresiva de los conciertos educativos. Teniendo como meta que el 100% de los fondos públicos vayan destinados a la educación pública.