Municipalismo

Pdf_descarga

Construyendo la Izquierda – Alternativa Socialista

MUNICIPALISMO Y MUNDO RURAL

Ideas centrales para un programa municipal

  1. FINANCIACION, EMPLEO Y ECONOMIA PRODUCTIVA

 

1.1. Es necesaria una mejor financiación de los ayuntamientos para garantizar que en una situación de crisis como la actual, sean capaces de garantizar los servicios principalmente de ayuda a las personas más necesitas para cubrir sus necesidades más elementales. El desplome del capitalismo inmobiliario obliga a un replanteamiento radical de la financiación municipal.

1.2. Hoy por hoy los ayuntamientos canalizan alrededor del 13% del gasto público. Es imprescindible alcanzar una estructura 50% (Estado), 25% (Comunidades Autónomas), 25% (Ayuntamientos). Esta estructura se debe hacer preferentemente a costa del presupuesto de las Comunidades Autónomas pues hacerlo a costa del Estado haría imposible unificar las prestaciones en todos los territorios.

1.3. Es imposible garantizar la financiación local y el acceso al crédito de los ayuntamientos sin una banca pública eficiente. Desde los ayuntamientos hay que reclamar la creación de mecanismos de financiación públicos apoyados en los flujos económicos (ingresos y gastos) pilotados por las administraciones.

1.4. Pero no es suficiente la redistribución: hay que actuar sobre los mecanismos económicos que influyen sobre la conformación de la cuidad. Cuando dichos mecanismos están dominados por una economía solidaria basada no sólo en la redistribución sino también en nuevas formas de generar riqueza y empleo, un urbanismo democrático y sostenible puesto al servicio del interés general empezará a ser sostenible en el tiempo.

1.5. Los ayuntamientos tienen que generar capacidades productivas propias y empleos de proximidad. Para ello tienen que cambiar las formas de organizar la economía local y acercar los procesos de producción y consumo eliminando intermediarios y, por tanto, costes y beneficiarios privados. El sector de la energía, de las transformaciones agrícolas, de la restauración de patrimonio inmobiliario o del turismo ofrecen grandes posibilidades de desarrollo local. Hay muchas experiencias exitosas que se deben estudiar y generalizar.

  • AS apoya la propuesta de “Plan Marshall” para Europa formulada por los sindicatos alemanes y basada en la creación de un fondo financiado con la emisión de deuda a largo plazo cuyos dividendos se pagarían con el impuesto sobre transacciones financieras. El objetivo de dicho fondo es la financiación de un proceso de reconversión energética y social en Europa basada en la gestión local y democrática de recursos orientados a crear puestos de trabajo locales y fiscalizados por órganos ciudadanos participativos. Esta estructura de gestión de las inversiones públicas puede convertirse en una especie de experiencia piloto que puede extenderse a otros espacios de la administración.
  1. PLANIFICACION URBANA Y GESTION DE SUELO

2.1. La burbuja inmobiliaria ha devastado una gran cantidad de espacio urbano. Las tramas urbanas que han ido creándose con los siglos no han sido adaptarlas a las necesidades de los ciudadanos, no se puesto al servicio de una ciudad sostenible y democrática sino al del mercado inmobiliario. El destrozo y el patrimonio ha sido irreversible en muchos casos de forma que barrios y localidades enteras tienen que ser sometidos a una redefinición general de espacios en función del interés general y del servicio a la ciudadanía. La titularidad de la actividad urbanizadora debe corresponderle a la administración que tienen que garantizar un equilibro de intereses, las leyes urbanísticas, que son competencia de las autonomías, deben ser armonizas en una ley de urbanismo democrático. Es necesario crear bancos públicos de suelo para luchar contra la especulación y el acaparamiento de suelo, reducir los solares vacíos y darle preferencia a la rehabilitación -sobre todo del tejido con interés histórico- antes que apostar por la extensión periférica de las ciudades. El urbanismo debe ser elevado a la categoría de servicio público tanto local como también estatal.

2.2. La ciudadanía se crea o destruye todos los días, las ciudades democráticas son aquellas con capacidad de generar ciudadanía constantemente. Para ello es necesario crear espacios urbanos que faciliten un elevado nivel de interacción e integración social. Esto sólo es posible con políticas que fomenten un uso diversificado y mixto del territorio: el uso residencial, administrativo, laboral, comercial, deportivo, de ocio etc. tienen que coexistir en los mismos espacios urbanos. Este modelo de planificación territorial es el que mejor asegura la comunicación y la participación social, la calidad de vida y un medioambiente saludable. Primero porque refuerzan los vínculos y la comunicación entre todos los ciudadanos por el hecho de compartir un mismo espacio. Segundo porque reduce los desplazamientos y las emisiones multiplicando el número de lugares que los ciudadanos pueden alcanzar a pie o en bicicleta elevando así su calidad de vida. Y tercero porque facilitan la identificación de los vecinos con su ciudad y su barrio incentivando la defensa compartida y de lo público.

2.3. Los espacios urbanos altamente especializados no encajan en la ciudad polifuncional que queremos. Los barrios o polígonos de uso comercial, las calles altamente especializados en bares y ocio nocturno o en usos exclusivamente residenciales, los centros financieros hiperespecializados, los barrios históricos muertos para el disfrute exclusivo de turistas, las “ciudades” monotemáticas como la ciudad de la justicia, los campus universitarios segmentados de la ciudad o los polígonos de uso comercial, no son la línea a seguir: las protestas de los barrios de Chueca en Madrid o de la Barcelonesa en Barcelona sino sintomáticas en este sentido. Se derivan de una lógica de mercado y excluyente que tiende a segmentar la población urbana por clases, y grupos funcionales (trabajadores terciarios, comerciantes, vecinos etc.). El mercado fomenta esta clase de espacios urbanos especializados basados en operaciones urbanísticas desligadas del conjunto y en edificaciones no incorporados a un diseño global e inclusivo de ciudad. El boom inmobiliario, que ha destrozado tramas urbanas de tipo mediterráneo altamente cohesionadas y generado espacios especializados expulsando a las clases populares de los centros históricos y destruido una gran cantidad de patrimonio arquitectónico y urbano, es el ejemplo que no se debe seguir.

2.4. Frente a este modelo AS apuesta por reivindicar el modelo de ciudad mediterráneo, por dejar atrás el modelo anglo-americano. Nuestra propuesta se basa en ciudades compactas con distritos altamente autosuficientes y policéntricos, dotados de usos multifuncionales y núcleos bien comunicados entre sí por medio de transporte público y formas de desplazamiento no basadas en el uso del coche, transiciones suaves entre el campo y la ciudad, con anillos y pasillos verdes que incluyan la creación de huertos municipales de uso público. Para ello hay que desarrollar un urbanismo activo destinado a diversificar el uso del suelo, y que cuente con la participación de la ciudadanía: desarrollo de políticas particularmente activas de apoyo del pequeño comercio y para desincentivar la creación grandes superficies comerciales, intercalar suelo residencial, espacios productivos con espacios de ocio, parques públicos y centros deportivos, creación de equipamientos próximos a los espacios residenciales y comerciales deben ser prioritarios.

  1. PROPIEDAD Y PATRIMONIO

3.1. La construcción de una cuidad o un pueblo sostenibles no se pude regir por el interés individual de promotores y compradores de pisos. Por el contrario, pasa por tener como referencia el conjunto de la población y del tejido urbano, así como la defensa y la preservación de los recursos colectivos, tanto de los tangibles (suelo, edificios, obras de arte, patrimonio natural) como de los intangibles (culturales, estéticos, la memoria colectiva, las tradiciones y costumbres etc.). Es imposible conseguirlos sin la creación de culturas urbanas que promuevan la identificación de los ciudadanos con sus calles, sus parques, sus tradiciones y sus edificios. Las formas de gestión de la propiedad, y de la propiedad del suelo en particular, tienen que estar en consonancia con estos objetivos. Los intereses particulares no tienen por qué estar enfrentados a los colectivos: más bien se trata de formularlos en consonancia con los intereses de todos, convertir la propiedad excluyente en propiedad incluyente, sea esta pública o privada. Pero en la política de ordenación urbana tiene preferencia siempre el interés público frente al privado. Aquí el suelo ocupa un lugar central: del cambio de las formas de propiedad del suelo y de su municipalización y su gestión depende la posibilidad de hacer un urbanismo sostenible.

3.2. En España la propiedad del suelo urbano privilegia a los propietarios individuales de forma mucho más marcada, incluso, que en otros países de Europa. Este esquema alimenta la especulación y le da un poder muy importante a los propietarios del suelo y a las empresas inmobiliarias. Estos privilegios tienen que ser suprimidos. En los municipios tienen que coexistir muchas personas en muy poco espacio, los recursos son escasos, la propiedad está muy dispersa y sementada pero todos -las generaciones presentes y futuras. tienen derecho a disfrutar del espacio común, de un medioambiente saludables y de un patrimonio histórico. Hacer un urbanismo democrático exige renegociar continuamente los usos entre todos los afectados pensando siempre en adaptar las formas de propiedad al interés general. Las políticas fiscales son muy efectivas en este sentido: no obligan a realizar expropiaciones masivas pero son altamente disuasivas de ciertas prácticas.

3.3. Proponemos la creación de un registro de solares desocupados y un impuesto que grave aquellos sin edificar, así como otro impuesto que grave las viviendas desocupadas con el fin de incentivar su uso para atender a la urgente demanda creada tras la crisis. Asimismo proponemos el establecimiento, en todos los Planes Generales de Ordenación Urbana, de una nueva categoría de suelo: el “suelo de equipamiento escolar” y usos públicos similares. Para ello se debería desarrollar un Plan Especial de Equipamiento Escolar en el que el suelo destinado a este y otros usos colectivos quede blindado, es decir, resguardado del mercado y de los intereses excluyentes. Proponemos convertir el IBI en un impuesto progresivo en función de los metros cuadrados de las viviendas y de los barrios en las que estas están enclavadas. También proponemos fijar las tasas -por ejemplo de recogida de basura- de forma progresiva con el fin de que todos los ciudadanos puedan acceder a servicios comparables independientemente de sus ingresos.

3.4. No hay ninguna prueba de que las empresas privadas sean más eficientes en la provisión de servicios públicos básicos. Todo lo contrario: al quedarse con unos beneficios de explotación necesitan sustraer una parte de los rendimientos para el lucro personal de los accionistas. Tenemos que volver a un sistema público de provisión de servicios básicos municipales. El suministro de agua, el saneamiento, la retirada de basuras y la limpieza de las calles, los servicios funerarios, el cuidado de parques y jardines, los destinados a asegurar la movilidad -grúas para la retirada y la custodia de vehículos, aparcamientos etc.- deben ser propiedad de los municipios y estar fuera del alcance del mercado. Es imprescindible remunicipalizar el servicio de aguas y de otros servicios públicos como medida para abaratar su coste y para disminuir la corrupción que favorece la adjudicación de esos servicios a grupos privados que financian el clientelismo municipal de los grandes partidos.

3.5. El patrimonio histórico de los pueblos y de las ciudades es patrimonio común de las generaciones presentes y futuras. Esto obliga a protegerlo de forma activa y preservarlo de las operaciones urbanísticas que generan plusvalías destruyéndolo. Proponemos el desarrollo de planes especiales de protección de conjuntos históricos que no sólo afecten a edificios aislados sino a conjuntos y tramas urbanas completas. Proponemos la creación de equipos interdisciplinares para la preservación del patrimonio histórico en las gerencias de urbanismo integradas por arquitectos, historiadores del arte, arqueólogos y sociólogos. También proponemos la creación de una fiscalía de patrimonio histórico así como instrumentos de gestión de este patrimonio en los que participen todas las partes: promotores, propietarios radicados en los conjuntos históricos, asociaciones de vecinos y los consejos asesores municipales de patrimonio histórico. Es necesario hacer una revisar inmediata de la política de ruinas y que predomine el criterio de rehabilitación preferente sobre el de demolición inmediata. Todas las actuaciones relacionadas con bienes históricos tienen que estar precedidas por un informe vinculante de impacto cultural.

3.6. Nuestros vecinos no pueden sufrir el drama de los desahucios. Los ayuntamientos pueden jugar un papel importante para evitarlos. Alternativa Socialista considera el derecho a la vivienda como una prioridad absoluta.

  1. PARTICIPACION Y SOLIDARIDAD

4.1. Los Ayuntamientos son los espacios en los que la ciudadanía puede participar de la forma más directa en la gestión de lo público, incluidos los servicios de los que es destinataria. Pero los Ayuntamientos son también los espacios en los que mejor pueden consolidarse las corruptelas y los caciquismos locales. La participación de la ciudadanía en la gestión local permite un mejor control del dinero público, acerca su inversión a la satisfacción de las necesidades de la población y permite establecer prioridades de forma democrática (presupuestos participativos). El control ciudadano puede funcionar como un mecanismo maximizador del uso de recursos -públicos y privados- y previene la corrupción. Además, la participación directa en la gestión municipal es una escuela de democracia con efectos positivos para todo el sistema político del país: cuando los ciudadanos se elijan de su ayuntamiento se alejan al mismo tiempo de todas las instituciones. Y al revés.

4.2. Los ciudadanos tienen muchas cosas que proponer para el diseño de una forma de vida mejor en común. Aun cuando no tengan siempre razón y aun cuando siempre haya intereses particulares, la riqueza de puntos de vista facilita la búsqueda de las soluciones más razonables y estables. Es necesario organizar la recogida de estos puntos de vista, vincular a los ciudadanos en la solución de los conflictos y llegar a acuerdos de forma transparente. Lo principal es que la ciudadanía sienta que tiene enfrente a una autoridad que representa el interés general y que no impone soluciones opacas y tecnocráticas que no la tienen en cuenta.

4.3. Para participar es necesario dotar a la ciudadanía de medios -locales, sistemas informáticos, información actualizada, tiempo etc.- para hagan posible dicha participación. Si no se proporcionan estos medios, la participación se reduce a una cuestión simbólica sin consecuencias reales para la gestión municipal, lo cual acaba desincentivando la propia participación.

4.4. Las próximas elecciones municipales deben ser un hito para avanzar hacia un proceso de refundación constitucional de todo el Estado. El Partido Popular está aprovechando su asfixia económica de los ayuntamiento para socavar la autonomía, las competencias locales y para erosionar la democracia a través de la ley de Racionalización de las Administraciones Locales (LRSAL). AS sostiene que hay que derogar esta Ley. Las diputaciones y las mancomunidades pueden y deben ser órganos intermedios de apoyo a los ayuntamientos y de gestión y coordinación de recursos, sobre todo cuando los municipios son pequeños o están muy dispersos. Hay que defender estos órganos intermedios también frente a las Comunidades Autónomas que quieren absorber sus competencias en un proceso neocentralizador a nivel autonómico que no debemos perder de vista.

4.5. Proponemos la introducción del carácter revocatorio de los cargos municipales como paso previo al su extensión a los cargos de índole autonómica y estatal. Proponemos también el establecimiento de procedimientos participativos para fijar el reparto de algunas de las partidas centrales de los presupuestos municipales (“presupuestos participativos”).

A continuación se enumeran diferentes instrumentos cuya puesta en marcha convertirían a nuestros municipios en el sistema de participación más avanzado y democrático del mundo.

  1. La Administración pregunta.

Consultas lanzadas desde los poderes públicos para recoger opiniones y propuestas en un proceso de deliberación abierto a la ciudadanía. La administración habilitará consultas a la ciudadanía como paso previo a la redacción de leyes o acciones con especial impacto sobre los ciudadanos.

  1. La Administración responde (Preguntas formuladas por parte de los ciudadanos de

forma directa a distintos poderes públicos)

Las administraciones pondrán en marcha mecanismos mediante los cuales la ciudadanía realice preguntas y consultas los distintos poderes públicos (puede ser cualquier escalafón de la administración que sea competente al asunto en cuestión) y se comprometen a responder en un plazo breve.

  1. Publicación, visualización y evaluación de presupuestos

Todo presupuesto público, tanto previsión como ejecución deberá ser detallado, accesible y comprensible. Se realizarán también esfuerzos en facilitar su comprensión por medio de herramientas de visualización. Además, se facilitarán herramientas y procesos para su evaluación tanto en su impacto como en posibles desviaciones. Estas mismas herramientas serán las usadas para el mecanismo de presupuestos participativos.

  1. Monitorización de la actividad local. (calendario y resultados de votaciones, informes, información complementaria, etc.)

Se pondrá a disposición de la ciudadanía el material, la información y los datos de los que disponga el ayuntamiento para su acción de acordar tasas, impuestos y ordenanzas.

  1. Repositorio informes y documentación de interés

Los poderes públicos habilitarán un repositorio donde se dispondrá de la información relevante a los procesos, políticas, acciones y problemas a tratar. Este repositorio recogerá tanto la documentación y datos de la administración cómo de otros externos bien sean de organismos, entidades o ciudadanía.

  1. Registro de Participación Ciudadana para asociaciones, plataformas ciudadanas, colectivos, etc.

Otorgará el derecho a ser parte activa en los instrumentos de participación ciudadana como entidad ciudadana.

  1. MEDIOAMBIENTE

5.1. Los municipios son los espacios en los que los ciudadanos sufren de forma más directa y cotidiana la degradación del medioambiente, pero también donde se pueden beneficiar más de su mejora. La planificación del territorio, del sistema productivo local y de su sistema de transportes deben ponerse al servicio de la minimización de las emisiones y los consumos de energías no renovables. Este criterio general debe regir todas las decisiones de política municipal y el desarrollo urbanístico de localidades y distritos. Tiene que estar íntimamente unido a las políticas de planificación del territorio (ver arriba).

5.2. Sobre todo en situaciones de grave de crisis de empleo como la actual, los huertos urbanos o periurbanos pueden contribuir a mitigar la penuria social. Los ayuntamientos, sobre todo los pequeños, deberían desarrollar planes agrícolas municipales que permitan proveer a los colegios públicos y los mercados locales con productos frescos producidos por los propios habitantes, que creen trabajo local y mejoren la calidad de los alimentos ingeridos.

5.3. Los ayuntamientos tienen que tratar los recursos naturales de los que disponen como un bien a preservar para las generaciones futuras. Su preservación puede ser una fuente importante de empleo y, muchas veces, puede conducir a la generación de sistemas energéticos locales (por ejemplo plantas de biomasa alimentadas con masa forestal local) desvinculados de los grandes productores privados de energía. También estos pueden convertirse en generadores importantes de empleo local.

  1. TRANSPARENCIA: Cuentas claras y abiertas

Proponemos cuatro medidas FACTIBLES para mejorar la Ley de Transparencia de Andalucía. De estas cuatro medidas dos son de ampliación de obligaciones de la Administración en materia de publicidad activa de la información. Las otras dos son de mejora de los mecanismos de control (internos y externos).

6.1. Contratación Pública: Obligación de someter los contratos menores (los de menos de 18k€) a las mismas obligaciones de transparencia que para el resto de contratos. Tanto para contratos de las autonomías, diputaciones y los Ayuntamientos.

6.2. Agenda Pública: Publicación diaria de las agendas de reuniones de los gobiernos locales y autonómicos y toda persona que figure en el registro de altos cargos de la Junta de Andalucía. En cada cita de la agenda constará, al menos, los nombres de los participantes, el orden del día de la reunión y una posterior acta.

6.3. Que partidos políticos, sindicatos y organizaciones empresariales sean incluidos en el artículo la Ley de Transparencia para someterlas a las mismas obligaciones de transparencia que a las Administraciones Públicas, aunque solo fuera para aquéllos que superasen un tanto por ciento en financiación pública. De esta forma, no solo estarían obligadas a la publicidad activa de información sino que la ciudadanía tendríamos el derecho de realizarles solicitudes de acceso a su información.

6.4. Obligatoriedad de incorporar una  representación de las asociaciones pro transparencia de la sociedad civil en el Consejo de Transparencia con la misma voz y voto que el resto de participantes.

6.5. Transparencia activa y formatos abiertos como principios rectores de la acción de gobierno.

Las administración harán pública la información relativa a su acción así como la necesaria para ella de manera proactiva esto incluye datos estadísticos, informes y otros elementos. El objetivo es que las peticiones de información sean sino innecesarias, al menos excepcionales.

6.6. Toda esta información se publicará, si es posible, bajo las recomendaciones del paradigma de datos abiertos

  1. IGUALDAD DE GÉNERO

 Aunque es cierto que en las últimas décadas en España hemos conseguido un avance importante en la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres, en el que las asociaciones y los colectivos de mujeres han tenido un papel relevante, es más cierto que aún queda mucho para alcanzar la igualdad real y la eliminación de los obstáculos que las mujeres tienen que superar dentro del sistema social, económico y político patriarcal que las continua excluyendo. Aún queda mucho que luchar y trabajar para eliminar la discriminación que las mujeres sufren y erradicar lacras como la violencia machista, máxima expresión de la desigualdad de género, la discriminación salarial, el mayor desempleo femenino, la todavía escasa presencia de las mujeres en puestos de toma de decisiones y de responsabilidad política, social, cultural y económica, o los problemas de corresponsabilidad y conciliación entre la vida personal, laboral y familiar. En Alternativa Socialista estamos comprometidos en seguir avanzando en la igualdad real y efectiva de mujeres y hombres y para ello desarrollaremos políticas públicas desde todos los ámbitos de la administración, transversales y de acción positiva, como instrumento reequilibrador que permita superar la discriminación y garantizar la participación social, económica y política de las mujeres en condiciones de igualdad efectiva. Para hacer efectivo nuestro compromiso hay que integrar de forma real y no meramente formal, el principio de igualdad en todas las políticas municipales, llevando a los Ayuntamientos la transversalidad de género y creando organismos de seguimiento que velen por su aplicación, así como, implementando en el ámbito municipal la Ley Orgánica de Igualdad Efectiva entre Mujeres y Hombres y la Ley de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género, normativas que en la actualidad no están siendo desarrolladas. Para integrar el principio de igualdad en los municipios, desde Alternativa Socialista nos comprometemos a: Potenciar la Participación de las Mujeres:

  • Estableciendo Concejalías de Igualdad de Género, con personal técnico cualificado y con dotación presupuestaria suficiente. Desde esta Concejalía se desarrollaran políticas específicas dirigidas a mujeres, así como, se elaborara, implementara y coordinara el Plan Municipal de Igualdad de Género.
  • Creando Consejos Locales y Provinciales de la Mujer, como instrumento de participación de las organizaciones y asociaciones de mujeres en la política municipal, trasladando la visión de género al conjunto de las actuaciones públicas. Sus informes serán preceptivos y, según, los temas de consulta, preceptivos y vinculantes.
  • Implantando y/o desarrollando Planes Municipales de Igualdad de Género, estableciéndose un órgano interdepartamental, con representación de todas las áreas Municipales, para su diseño, ejecución y evaluación.
  • Incorporando el enfoque de género en los Presupuestos participativos, implantado mecanismos de participación activa de las mujeres. Promover el Empleo de las Mujeres, la Conciliación y la Corresponsabilidad: Uno de los retos a abordar es la empleabilidad de las mujeres, más empleo y de mayor calidad, que posibilite el enriquecimiento común y al reparto equitativo de la riqueza. Al igual que la falta de corresponsabilidad en el reparto del trabajo doméstico y de cuidados, que es el principal obstáculo para la participación de las mujeres en el mercado laboral en condiciones de igualdad.
  • Incorporaremos la perspectiva de género a las políticas activas de empleo que se desarrollen a nivel local, los Servicios Públicos de Empleo evitarán la segregación y discriminación por razón de sexo tanto en las ofertas como en la demanda de empleo y trabajaran a favor de la diversificación de opciones profesionales para las mujeres, especialmente dirigida hacia actividades con futuro y oportunidades de desarrollo.
  • Adoptaremos medidas encaminadas a la eliminación en su ámbito de las discriminaciones directas e indirectas en la desigualdad salarial de las mujeres.
  • Adecuaremos la oferta formativa a las necesidades reales del colectivo de mujeres desempleadas y promoveremos la participación equilibrada de mujeres y hombres en la oferta formativa mixta.
  • Regularemos formas paritarias de contratación funcionarial y laboral, para aquellos puestos y cuerpos en que las mujeres estén infrarrepresentadas, arbitrando fórmulas porcentuales obligatorias en el acceso.
  • Promoveremos el apoyo al emprendimiento de las mujeres creando líneas específicas de financiación, y fortaleceremos las redes de emprendedoras y empresarias. De igual forma, apostaremos por los viveros de empresa y el apoyo decidido a los modelos de economía social.
  • Impulsaremos la adopción de Planes de Igualdad en las Empresas, apoyando el diseño, ejecución y evaluación de los mismos, con especial atención a las iniciativas que en este sentido tengan las pequeñas y medianas empresas.
  • Garantizaremos la presencia de mujeres en las contrataciones realizadas por los Ayuntamientos, incorporando en los contratos públicos cláusulas sociales que permitan valorar positivamente a las empresas responsables con la igualdad entre mujeres y hombres.
  • Adecuaremos los horarios de determinados servicios municipales a la jornada laboral de los vecinos/as.
  • Apostaremos por la mayor extensión de la red de servicios de atención a los menores de 0 a 3 años y a las personas en situación de dependencia, la ampliación de horarios de escuelas infantiles y centros de día para personas mayores y personas con discapacidad.
  • Promoveremos la apertura de centros escolares para atender las necesidades de conciliación de las familias
  • Reforzaremos los programas del Servicio de Ayuda a Domicilio y Teleasistencia para la atención a las personas en situación de dependencia, a las personas mayores, familias en riesgo de exclusión y personas con discapacidad, promoviendo la creación de empleo femenino y la actividad emprendedora de las mujeres en este sector, a la vez que reforzamos la conciliación de la vida familiar, laboral y personal.
  • Fomentaremos el uso del permiso de paternidad entre los trabajadores municipales y promoveremos modelos laborales flexibles que faciliten la reducción de jornada, permisos y excedencias.
  • Promoveremos campañas municipales de sensibilización para el reparto de las responsabilidades familiares y el trabajo doméstico, y para fomentar el ejercicio del permiso de paternidad. Luchar contra la Violencia Machista: La violencia física, psicológica y sexual que sufren las mujeres en todos los ámbitos ha sido identificada como uno de los obstáculos que impiden a las mujeres el pleno ejercicio de la ciudadanía, su magnitud cuestiona día a día los derechos fundamentales de muchas mujeres.
  • Implantaremos Planes Municipales de Atención y Prevención de la Violencia de Género, apostando por la prevención y reforzando los servicios especializados de atención integral a las mujeres y a sus hijos e hijas. • Estableceremos dispositivos de urgencia para mujeres víctimas de violencia machista en coordinación con otros Ayuntamientos y Administraciones.
  • Promoveremos la preferencia de las mujeres víctimas de violencia de género en las adjudicaciones o rehabilitaciones de las viviendas públicas municipales y en los planes de empleo.
  • Incorporaremos a la policía local al “Sistema de Seguimiento Integral de los Casos de Violencia de Género”. Erradicar la Feminización de la Exclusión Social:
  • Implantaremos Programas destinados a la atención de mujeres en situación de marginación y exclusión social, especialmente de mujeres inmigrantes.
  • Adecuaremos la respuesta y recursos de los Servicios Sociales a las diferentes necesidades de los colectivos de mujeres en situación o riesgo de exclusión y estimularemos a través de acciones positivas su acceso a los recursos educativos, sociales y económicos.
  • Realizaremos campañas de sensibilización dirigidas a la abolición de la prostitución, como forma extrema de violencia de género, sin que se criminalice o sancione a las mujeres en situación de prostitución.
  1. SEGURIDAD

8.1. La izquierda ha pasado de puntillas sobre el tema de la seguridad ciudadana a pesar de que es uno de los problemas que más preocupan a la ciudadanía y a pesar de es muy fácil manipularla con determinados discursos de seguridad. La seguridad ciudadana es una pieza central para garantizar los derechos y libertades de todas las personas, su derecho a la movilidad y el libre tránsito, al descanso y al disfrute de los espacios urbanos comunes sin tener que temer ser agredidos o amenazados por personas extrañas o por miembros de la propia familia: una sociedad insegura es también una sociedad injusta pues las principales víctimas de la inseguridad son las personas con menos recursos habitantes de las barriadas con las tasas de criminalidad más altas: seguridad y exclusión van íntimamente de la mano. La seguridad ocupa un lugar central, también, en la defensa de los derechos de la mujer a no sufrir agresiones machistas. Hay que hacer una lectura amplia de la seguridad que incluya una cultura no consumista que lleva a muchos jóvenes a desear marcas y objetos comerciales que no pueden ganar son su trabajo.

8.2. Frente a un modelo autocrático de seguridad, AS apuesta por un modelo democrático de gestión de la seguridad basado en la en la intervención directa de los los ciudadanos. Para ello es necesario incluirlos en la elaboración de mapas de los focos de inseguridad. Hay que crear cuerpos policiales insertados en el tejido de los barrios, encomendarles también la custodia del derecho de todos a un medioambiente saludable y libre de ruidos, recuperar los vigilantes de jardines públicos municipales.

8.3. Lo importante es que estos agentes tenga una comunicación directa y continua con los vecinos y sus problemas, bien directa, bien a través de los consejos de distrito. Este esquema no sólo es el más barato sino también el más eficiente. La creación de policías locales de barrio permite detectar rápidamente las fuentes de inseguridad, facilita la construcción de un discurso transparente de seguridad no basado en los prejuicios del “malo frente al bueno” y facilita la búsqueda de las soluciones más rápidas y estables a los problemas de seguridad de los barrios. Los agentes deben vestir de forma que expresen su servicio al ciudadano y no como unidades de intervención coercitiva necesitadas de portar armas continuamente. Las fiestas privadas deben financiarse su propios servicios obligatorios de seguridad, pero la seguridad pública debe recaer en manos de agentes públicos financiados con impuestos. Proponemos la creación de juzgados municipales y/o comarcales para asuntos de violencia de género así como un aumento de los juzgados especializados en este tipo de violencia.

8.4. Muchas veces lo que parecen ser problemas de seguridad no son sino problemas de exclusión y de falta de trabajo. La creación de empleo local, redes directas e institucionales de asistencia y de espacios de solidaridad y comunicación son, por tanto, también políticas de seguridad en el sentido literal de la palabra. Estas redes constituyen formas altamente eficientes de prevenir delitos, identificar a los delincuentes y de promover su reinserción social.

Tras estas reflexiones marco, municipales, proponernos igualmente:

-Por un proyecto de ciudad transformador, alejado del modelo neoliberal y democrático.

-Estamos ante un proceso de cambio radical, por tanto constituyente y no un mero cambio de gestión.

-Denunciamos que en más de un 80% los presupuestos municipales son cautivos y están secuestrados ya por compromisos de gasto ocultos en muchas ocasiones. Hay que descubrir y sanear los pagos ilegítimos, fruto argucias contables para favorecer empresas privadas y personas amigas de los gobernantes locales.

– Vamos a limpiar la gestión local.

-Rescate de las concesiones de servicios empresas privadas. Remunicipalización de los servicios locales y los servicios sociales.

-Poner la política en valor como instrumento de crear la ciudadanía, de empoderar la ciudadanía.

-Declararemos a nuestros municipios territorios libres de:

. Desahucios

. TTIP

.Violencia de género

. Pobreza extrema y sufrimiento infantil

-Hay que tener la osadía de hablar de empleo desde los ayuntamientos y poner los medios para impulsar el empleo y las nuevas ideas de generar economía. Una nueva economía, una nueva actividad.

– Urbanismo democrático y fin de la especulación en los centros urbanos. Aplicar de forma transversal políticas de género en urbanismo, transporte público, vivienda pública etc.

-Por la recuperación de la ciudad mediterránea y el final del modelo anglosajón y neoliberal con el que se nos coloniza. Por la ciudad compacta y habitable. Por el derecho a la vivienda y el impulso de medidas tendentes a castigar la especulación y favorecer la igualdad en el derecho de techo digno y barrios humanos y habitables en las mejores condiciones.

-Hay que defender nuestros pueblos y encontrar medios para poner en valor los amplios conocimientos populares ancestrales y defender el patrimonio natural al objeto de preservar nuestro futuro y al mismo tiempo facilitar la vida y mejorar sus condiciones en las comunidades rurales. Defensa a ultranza del patrimonio urbano tradicional e histórico.

-La participación democrática real, los concejos abiertos y las consultas vecinales, por la democracia participativa local y el control ciudadano.

– Por la anulación del artículo 135 bis de la Constitución, que pone a la deuda bancaria local por encima de las necesidades vecinales y la gestión pública local e impide la ejecución de políticas locales diferentes.

– Nuevo modelo de financiación local.

– Defensa de la democracia y de la autonomía local. Puesta en valor de los múltiples aspectos positivos del municipalismo, así como potenciación de las instituciones democráticas, más próximas al ciudadano y fáciles de controlar por el pueblo soberano: Los ayuntamientos.

  1. MUNDO RURAL

¿Qué es población rural? Hasta eso es motivo de controversia. Hay quien habla de municipios de hasta 2000 habitantes o 5000. Es más real hablar de menos de 10.000. Cifra mucho más aproximada, pero con variantes, pues por ejemplo no podemos olvidar las llamadas agro-ciudades andaluzas, ubicadas de lleno en el mundo rural o prósperos pueblos agrarios que superan los 20.000 habitantes en muchos casos ubicados en zonas aceiteras, vitivinícolas, naranjeras, huertanas y/o rodeadas de naturaleza y alejadas incluso de las conductas y cultura urbanas.

En cualquier caso según estadísticas del INE y del Ministerio de Agricultura, el 20% de la población española vive en el mundo rural y este ocupa el 90% del total del territorio. Si bien cifras oficiales ampliando un poco el criterio poblacional, reconocen que hasta un 35% de la población del Estado Español, habita en el mundo rural.

Por lo tanto el medio físico, humano, político, que rige la vida del 90% del territorio y más de un 30% de la población, no puede ser olvidado, ni abandonado ni se le puede hacer desaparecer y menos ignorar o menospreciar. Tampoco ser convertido en una especie de parque temático –como los habitantes de las ciudades han consentido transformar sus centros históricos y almendras centrales-, ni en una suerte de reservas indias. Debe entenderse su alta capacidad productiva y de transformación de la naturaleza en bienes y productos de forma respetuosa con el medio. Su capacidad tecnológica y sus fortalezas culturales y forestales.

Reflexiones y que hacer en el mundo rural

Es además el medio rural por su tamaño humano y cercano, por su condición de hábitat vital no agresivo y por la cercanía y vecindad de sus gentes originarias, un medio excepcional para promover la democracia y el autogobierno, pero al mismo tiempo promover actividades novedosas, de economía social y de ayuda al objeto de acabar con la lacra de un paro rural y urbano cada vez más estructural y permanente, ante una sociedad neoliberal que expulsa del mercado a un tercio del total de la población. Si se repoblará el medio rural con personas paradas y en peligro de exclusión social se produciría una redistribución de recursos, habilidades y posibilidades que beneficiarían y mucho la soberanía alimentaria. Pero la soberanía alimentaria tiene grandes enemigos en los tratados europeos de la Unión, el TTIP y las multinacionales de la alimentación y químicas.

El mundo rural del estado español sufre una marginación escandalosa con respecto al urbano. Mientras el criterio de población sea el único que prime a la hora de repartir servicios y transporte público, se sufrirá entre otras cuestiones, la dificultad de fijar población joven en el territorio o bien ser punto de atracción de nuevos pobladores. Si la población desaparece la naturaleza y el medio ambiente, pueden resultar muy dañados.

El mundo rural, sufre el paro de forma muy dura y ello en gran parte es por falta de inversión en proteger nuestro patrimonio natural y cultural, así como las agresiones contra la agricultura de la Unión Europea. A pesar de ello, los habitantes de nuestros pueblos y aldeas han sabido reaccionar y buscar su propia solución al abandono económico que la sociedad neoliberal les condena. Cooperativas, productos alimenticios de calidad, ganadería y nuevas fórmulas de explotación agraria, incluida la ecológica y las cooperativas de producción y de consumo, venta directa por internet; además del turismo rural han sido soluciones, buscadas de forma autónoma por las personas del hábitat rural.

La vida en entornos de gran tranquilidad, belleza o singularidad, puede ser muy atractiva para los visitantes urbanos de fin de semana, pero es muy dura para sus habitantes. Falta de atención médica a población muy envejecida; niñas y niños haciendo largos recorridos en autobús en medio de nieblas, lluvias y nevadas, por carreteras secundarias y de montaña, no son para tranquilizar y dar dignidad de vida. Vida digna es lo que se demanda.

La agricultura de montaña y altiplano, o la agricultura de pequeñas propiedades ha sido muy dañada por la Unión Europea y la PAC con su política de subvenciones por hectárea y no por producción que prima a las y los terratenientes y castiga a pequeños y medianos ganaderos y agricultores. Se hace creer que España ha sido beneficiada por la UE y la PAC y esto es incierto. Además la “industrialización” de la agricultura y la invasión del campo por comercializadoras multinacionales, han degradado por una parte los productos agroalimentarios y por otro lado han impuesto una dictadura de precios que ha laminado a la pequeña producción ganadera, agraria y de calidad. Transgénicos, abonos químicos muy agresivos y hormonas a cambio de sobrevivir al dictado de Monsanto o de las grandes superficies –cadenas de supermercados- y comercializadoras multinacionales.

En realidad el dominio de los poderes de la industria alimentaria globalizada y explotadora, provoca en el mundo desde golpes de estado a esclavitud en países empobrecidos, trabajo infantil y sobreexplotación de las mujeres que sufren un maltrato laboral y una discriminación mil veces denunciada y nunca remediada. Esa semi-esclavitud y pobreza provocada en muchos países del mundo es utilizada por los emporios capitalistas alimentarios para abaratar costes, inflar precios para obtener beneficios y de paso liquidar y hacer desaparecer a la agricultura europea y española e impedir la soberanía alimentaria. Sin olvidar que los campesinos de los países empobrecidos son las principales víctimas de las multinacionales agro-alimentarias.

Pero sobre todo hay que estar atentos a una nueva amenaza En el estado español y en Europa y es el TTIP o tratado de libre comercio transatlántico. La Conferencia de Zamora de Alternativa Socialista del mundo rural y partidos hermanos y socios se manifiestan claramente en contra del TTIP y sus municipios asociados y amigos, presentarán mociones en sus ayuntamientos contra el tratado transatlántico de libre comercio entre la Unión Europea y los EE.UU.

Gobierno Local

Los pequeños municipios rurales han sido dejados sin casi competencias y abandonados a su suerte por la nefasta LRSAL o ley de Regularización y Saneamiento de las Administraciones Locales. Exigimos la inmediata derogación de dicha nefasta ley, que vulnera la autonomía local, el principio de subsidiariedad y reduce los ayuntamientos a poco más que una asociación de vecinos. El objetivo de la ley es privatizar los servicios públicos municipales y controlar toda la contratación de obras y mejoras, al objeto que Diputaciones Provinciales controladas por el PP reparta entre sus amigos y socios contratas, contratos y concesiones.

En materia de la mal llamada ley de armonización y racionalización, asumimos y hacemos nuestras que:

  1. EL CONJUNTO DE LA MODIFICACIONES PROPUESTAS SE SUSTENTAN EXCLUSIVAMENTE EN EL PRINCIPIO ECONÓMICO DE LA NUEVA LEGISLACIÓN ENTORNO A LA ESTABILIDAD PRESUPUESTARIA Y SOSTENIBILIDAD FINANCIERA. COMPROMISO DE LOS PARTIDOSNEOLIBERALES CON LA UE (PLAN NACIONAL DE REFORMAS, PLAN BIENAL 2013-2014, DOCUMENTO DE ESTRATEGIA).
  1. NO SE TRATA DE UNA SIMPLE ACTUALIZACIÓN DEL MARCO COMPETENCIA MUNICIPAL EN LA DIRECIÓN LARGAMENTE RECLAMADA POR EL MUNDO LOCAL.
  1. NO ENCARA EL MODELO DE FINACIACIÓN LOCAL.
  1. SE TRATA DE UN CAMBIO TOTAL DE MODELO CON VULNERACIÓN DEL PRINCIPIO DE AUTONOMÍA LOCAL ORGANIZATIVA Y DEL PRINCIPIO DE SUBSIDIARIDAD CONTENIDO EN LA CARTA EUROPEA DE LA AUTONOMÍA LOCAL. NO SE CITA EN NINGÚN MOMENTO.
  1. LA PROPUESTA ES UNA CLARA CONTRARREFORMA Y DE RECENTRALIZACIÓN DEL ESTADO.
  1. TENER PRESENTE EL CONFLICTO QUE GENERA AL MUNDO RURAL.
  1. APLICACIÓN COMPLEJA Y DIFÍCIL.
  1. SE ARTICULA DESDE EL CONCEPTO DE SERVICIO Y NO DE COMPETENCIA.
  1. ENMASCARA UNA PRIVATIZACIÓN DE LOS SERVICIOS PÚBLICOS Y SUPONE EL DESMANTELAMIENTO DEL MUNDO LOCAL. EDUCACIÓN, SALUD Y SERVICIOS SOCIALES SON AHORA COMPETENCIA DE LAS CCAA.
  1. SE ABORDA LA REFORMA DESDE LA VISIÓN DE LA EFICIENCIA ECONÓMICA Y/O DEL DÉFICIT PUBLICO Y NO DESDE LA PERSPECTIVA DE LA AUTONOMÍA LOCAL, EL PRINCIPIO DE SUBSIDIARIDAD Y EL CONCEPTO DE UNA ADMINISTRACIÓN UNA COMPETENCIA.
  1. AFECTA DE FORMA FUNDAMENTAL LA COHESIÓN ECONÓMICA, SOCIAL Y TERRITORIAL.
  1. ROMPE EL PRINCIPIO CONSTITUCIONAL DE IGUALDAD DE DERECHOS Y DEBERES DE TODA LA CIUDADANÍA. CONDICIONA LA EXISTENCIA DE CIUDADANOS Y CIUDADANAS DE PRIMERA Y CIUDADANOS Y CIUDADANAS DE SEGUNDA EN FUNCIÓN DEL SITIO DE RESIDENCIA.
  1. MEDIDAS RESTRICTIVAS SOBRE LA ESTRUCTURA POLÍTICA Y SOBRE EL PERSONAL.
  1. LIMITACIÓN DE LAS RETRIBUCIONES DE LOS FUNCIONARIOS Y FUNCIONARIAS LOCALES.
  1. LA PROPUESTA ES UNA CLARA CONTRARREFORMA Y RECENTRALIZACIÓN DEL ESTADO.
  1. UNA VUELTA AL MODELO DE AYUNTAMIENTOS FRANQUISTAS. UN MODELO BASADO EN LA CONFIGURACIÓN TERRITORIAL DEL GOBIERNO DE LAS PROVINCIAS, UNOS AYUNTAMIENTOS MERAMENTE GESTORES, CONTROLADOS POR LOS CUERPOS NACIONALES.
  1. SE PRODUCE UNA INVASIÓN COMPETENCIAL POR PARTE DE LAS CCAA.
  1. NO ESTÁ DEMOSTRADO QUE SEA MÁS EFICIENTE LA PRESTACIÓN DEL SERVICIO POR ORGANIZACIONES SUPERIORES A 20.000 HABITANTES. ESPAÑA CUENTA CON MÁS DE 8.000 MUNCIPIOS DE LOS QUE CASI 8.000 SON DE MENOS DE 20.000 HABITANTES Y CASI 7.000 MUNICIPIOS TIENEN MENOS DE 5.000 HABITANTES.
  1. ES URGENTE Y NECESARIO MUNICIPALIZAR LA ATENCIÓN PRIMARIA, LA EDUCACIÓN Y LOS SERVICIOS SOCIALES.
  1. LA SUPRESIÓN DEL ARTÍCULO 28 DEJA SIN COBERTURA LEGAL Y ECONÓMICA A MUCHAS DE LAS ACTIVIDADES Y SERVICIOS QUE LOS MUNICIPIOS VIENEN PRESTANDO EN LA ACTUALIDAD Y QUE SON DE FORMA MAYORITARIA AQUELLOS SERVICIOS QUE CLARAMENTE LA CIUDADANÍA RECLAMA Y/O PRECISA (A MODO DE EJEMPLO PODEMOS RECORDAR: GUARDERÍAS, SERVICIOS DE OCUPACIÓN Y DE ACTIVIDAD ECONÓMICA, SERVICIO DE ANTENCIÓN A LA MUJER, ETC, ETC, ETC).
  1. TODO LO ANTERIOR SUPONE UN RETROCESO COMPETENCIAL PARA LOS MUNCIPIOS DE MENOS DE 20.000 HABITANTES, PERO TAMBIÉN LO ES PARA LOS DE MÁS DE 20.000 HABITANTES.

El origen de la LRSAL se encuentra en las políticas de “austeridad” impulsadas por la Troika y el UE al objeto de ahorrar reduciendo municipios y privando a los pueblos de su posibilidad de autogobierno. La LARSAL es una consecuencia de la modificación del artículo 135 de la Constitución.

La ley de regularización y saneamiento, no es ninguna de las dos cosas, pues los pequeños municipios no pueden despilfarrar y suelen controlar sus gastos. Es simplemente una ley que pretende volver al modelo local caciquil y franquista. La Conferencia de Zamora exige su inmediata derogación.

Los pequeños núcleos locales tienen derecho a dotarse de gobiernos municipales o de lo contrario sufrirán un olvido y marginación mayor de la que ya sufren. Si a un pueblo le privan de su Ayuntamiento, su marginación, es automática.

Las fuerzas políticas, desconocen en sus direcciones federales, estatales o nacionales, los problemas diarios de alcaldes y alcaldesas, de vecinas y vecinos rurales. Tampoco los partidos progresistas y de izquierdas o la FEMP, son ajenos a esta ignorancia. Los pequeños municipios rurales, además de servicios sanitarios y educativos necesitan apoyo a iniciativas que promuevan el empleo y la actividad económica, creando canales incluso autogestionarios de producción, explotación de recursos sustentable y comercialización y explotación, sobre todo mediante la economía social. Vamos a trabajar para crear redes de apoyo mutuo y comercialización de productos al margen de las grandes superficies y los mayoristas.

Seamos pro-activos

Hay que recuperar la gestión pública de los montes y bosques para las comunidades rurales, coordinadas con las Comunidades Autónomas y Diputaciones, pero gestionadas de forma autónoma y democrática por los habitantes de los espacios afectados y concernidos. Las comunidades de explotación y conservación forestal participadas por los ayuntamientos y con gestiones participativas e incentivos económicos y trabajo de cuidados selvícolas, para con los vecinos son la única forma de preservar los bosques del fuego.

En materia de Gobierno local y derechos de los pequeños municipios, se viene denunciando desde hace mucho tiempo el olvido de la FEMP centrada y controlada por las grandes ciudades y el bipartidismo que la utiliza como una herramienta política más, pero no para defender los intereses del municipalismo. Los pequeños municipios se deben organizar y auto organizar y ese es el llamamiento que les hacemos desde la Conferencia de Zamora. Si el municipalismo rural no se une, solo seremos juguetes de cambio en los intereses de los grandes.

Es por ello que hay que exigir una participación real en la FAMP o bien deberemos denunciarla.

Propuestas de acción política de las Jornadas de pequeños municipios y mundo rural de Zamora:

  1. Derogación de la LRSAL ya.
  2. Apoyo a la economía social y a la asociación de los y las agricultoras y ganaderas.
  3. Fomento de la agricultura ecológica.
  4. Apoyo a las energías alternativas y de origen vegetal. También a las que utilizan los dones de la naturaleza.
  5. Lucha contra la despoblación.
  6. Dotación de servicios sociales y geriátricos públicos y de calidad. No al abandono sanitario de las comunidades rurales y alto al cierre de ambulatorios, centros de salud y atención médica, exigimos reaperturas y mejoras. Mejora de medios y personal sanitario en los consultorios locales.
  7. Dotación de centros escolares rurales, no en base a criterios económicos.
  8. Mejora de las comunicaciones y no al corte de líneas férreas. Arreglo y señalización en carreteras secundarias y de montaña. Plan de carreteras coordinado entre comunidades autónomas y diputaciones.
  9. Descentralización y subsidiariedad aplicada en materia de gobierno local y del territorio.
  10. Implicación de los municipios en el cuidado, conservación y explotación de los bosques y montes. Creación de comunidades de explotación y cuidados.
  11. Inmediata derogación de la ley de Montes vigente.
  12. Reconocimiento y apoyo a la mujer rural y su trabajo en el sector primario, sin ellas no hay futuro, además de las mujeres depende la fijación de la población y además juegan ya en el medio rural un papel insustituible en numerosas iniciativas novedosas y alternativas.
  13. Cambiar la concepción de que la población rural mayor y envejecida es una rémora para el desarrollo, cuando al contrario, ofrecen posibilidades y oportunidades de empleo.
  14. Apoyo al turismo rural acorde con el territorio, aprovechando recursos paisajísticos y vitales y promocionando el patrimonio cultural y artístico.
  15. Eliminación de trabas administrativas a las personas con iniciativas e ideas al objeto de desarrollar el medio, la agricultura, ganadería, agro-industria o cualquier iniciativa de mejora social y económica.
  16. Rechazo a todas las leyes autonómicas que puedan provocar la disminución de servicios sanitarios y educativos, así como las privatizaciones de servicios y la eliminación de ayuntamientos.
  17. No al TTIP.
  18. Denuncia de la PAC y sus efectos negativos.
  19. Crear una asociación de municipios rurales, agrarios y pequeños al objeto de buscar soluciones auto impulsadas y buscar fórmulas de cooperación política, social y económica.
  20. No vamos a esperar, nos vamos a poner a trabajar ya.
  21. Hacemos un llamamiento a crear bancos de tierra e impulsar la repoblación y la reactivación de las economías locales.
  22. Crear canales propios de relaciones y comercialización.

Conclusión

Alternativa Socialista como partido Socialista entiende que la consecución de la justicia y la igualdad es una responsabilidad compartida. Por un lado la lucha social y política frente a una cultura neoliberal que destruye todo tipo de producción que no controle y no se ajuste a sus exigencias de mercado único, así como de pensamiento único, con agresiones como las de las multinacionales alimentarias y de abonos e insumos, así como la fatal agresión que se prepara con el TTIP. Esto exige de nuestro activismo y movilización social.

Pero por otra parte nuestro compromiso con nuestros vecinos exige de nosotros no quedarnos cruzados de brazos esperando subvenciones y apoyos condicionados. En consecuencia, nos vamos a organizar y buscar fórmulas de organización, producción y defensa del medio natural que logren lo que el neoliberalismo, la burocracia de Bruselas y las grandes compañías nos niegan. No somos pues habitantes de pueblos resignados y subsidiados, somos agentes sociales y políticos activos y en marcha.

Llamamos a la acción concertada de municipios rurales transformadores y redistribuidores, partidos políticos transformadores implantados en el medio rural junto con sindicatos agrarios de pequeños propietarios, sindicatos campesinos, organizaciones ganaderas y movimientos de agricultura ecológica no vinculados a las grandes patronales a coordinarnos y unir nuestras fuerzas, en defensa de la soberanía alimentaria, la defensa del territorio y la dotación de servicios y comunicaciones. Si el mundo rural se une, hará temblar a cualquier gobierno.